viernes, 3 de agosto de 2018

Cuidados tras una intervención de cirugía dental

Aunque se trate de una intervención quirúrgica dental sencilla, el objetivo es doble: que el/la paciente se encuentre cómodo/a y sufra lo menos posible; y, por otro lado, que la boca sane lo antes posible y de forma segura, para evitar infecciones.

Se trata de cuidados sencillos, que los/as pacientes pueden seguir fácilmente. Te las listamos en 12 medidas a tomar:



1. Morder una gasa durante 20 min posterior a la intervención
Nada más terminar la intervención dental, solemos colocar una gasa en la zona, a menudo impregnada en alguna sustancia desinfectante. Y solicitamos la colaboración del/la paciente para que presione mordiéndola durante, aproximadamente, 20 minutos.
Esta pequeña acción ayuda a prevenir cualquier posible sangrado que pueda sufrir, facilita la formación de un coágulo mejorando la cicatrización. Si el sangrado persiste, cambiar la gasa y seguir presionando.

2. Aplicar frío en la zona intervenida
Se trata de una sencilla pero efectiva medida para aliviar el dolor y como acción antiinflamatoria. Los/as pacientes suelen temer los efectos que las operaciones de cirugía dental pueden producir a nivel estético, porque la zona se puede inflamar.
Pero esta medida frena en gran parte la inflamación. Basta con aplicar unos hielos envueltos en una tela en intervalos de 15 minutos de aplicación, 15 minutos de descanso desde la intervención hasta el momento de acostarse. Son muy útiles también las bolsas de gel frío que tenemos en el congelador.

3. Tomar el tratamiento antibiótico prescrito
Tanto si se trata de una extracción, como de la colocación de un implante o una cirugía de las encías, en ocasiones prescribimos la toma de antibióticos durante los 7-10 días posteriores a la misma.
Es importante hacer caso a las pautas de las tomas, en cuanto a la duración del tratamiento y a la constancia para no saltarse ninguna dosis. Para que el antibiótico sea eficaz debemos mantener una correcta concentración en sangre de forma constante.

4. Seguir las pautas del tratamiento analgésico-antiinflamatorio
La prescripción de analgésicos está indicada para minimizar las molestias producidas por la cirugía dental. Hay pacientes que evitan en lo posible medicarse, y abogamos por la no auto medicación, pero tomar la medicación prescrita por el especialista durante unos días ayudará a que la recuperación se lleve de una forma más cómoda. Además, si el/la paciente no sufre, aumentan las posibilidades para que esa recuperación sea más rápida.

Alimentos que blanquean los dientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario